Se encuentra usted aquí

HRV VARIABILIDAD DE LA FRECUENCIA CARDÍACA COMO MÉTODO DE ANÁLISIS GEOBIOFÍSICO . Con SERGIO BERTI

HRV VARIABILIDAD DE LA FRECUENCIA CARDÍACA COMO MÉTODO DE ANÁLISIS GEOBIOFÍSICO . Con SERGIO BERTI

La técnica de análisis geobiofísico utilizada por Sergio Berti para observar el comportamiento biofísico de una persona expuesta a las diferentes características de los campos geofísicos, que en geobiología diferenciaríamos como áreas neutras o áreas geopatógenas, está basada en el registro y lectura de la variabilidad de la frecuencia cardíaca como expresión de la actividad hormonal y nerviosa de un individuo.

Según los trabajos de Sergio, la actividad hormonal y nerviosa de una persona puede alterarse de forma directa por influencia de las fuerzas que forman el ambiente geofísico en el que se encuentra, provocando cambios fisiológicos registrables a través de la actividad cardiaca.

La actividad hormonal y nerviosa se refleja en la variabilidad de la frecuencia del ritmo cardiaco, indicando cuando una persona se encuentra en estado de equilibrio, excesivamente laxa, o estresada. Esto es debido a la actividad predominante de su sistema nervioso autónomo.

Las funciones del sistema nervioso autónomo son involuntarias y se activan desde los centros nerviosos presentes en el hipotálamo, el tallo cerebral y la médula espinal. El sistema nervioso autónomo recibe información del medio interno y envía una respuesta a los músculos, las glándulas y los vasos sanguíneos, regula la circulación sanguínea, la respiración, la digestión y el metabolismo estimulando los órganos.

La activación o relajación de los diferentes sistemas orgánicos obedece a la actividad prioritaria de cada una de las dos partes que integran el sistema nervioso autónomo, compuesto por el sistema nervioso autónomo simpático, y el sistema nervioso autónomo parasimpático. * El sistema simpático emplea noradrenalina y acetilcolina como neurotransmisores, y se encuentra implicado en actividades que requieren gasto de energía, nos prepara para reaccionar ante una situación de estrés o peligro. El sistema parasimpático emplea acetilcolina, y se encarga de almacenar y conservar la energía, mantiene el organismo en situaciones normales, y es antagónico al sistema simpático, por lo que nos ayuda a desacelerar después de sobrepasar un periodo de estrés.

Según las experiencias de Sergio, existen lugares hipertónicos que activan el sistema nervioso simpático, y lugares hipotónicos que activan el sistema nervioso parasimpático como respuesta a la información predominante en el lugar. La permanencia cotidiana en un lugar de carácter excesivamente hipertónico, o hipotónico, especialmente en el lugar donde dormimos, puede desempeñar un factor determinante en el desarrollo de los estados de salud.

Para conocer la técnica de análisis geobiofísico HRV (Heart Rate Variability), Fernando ha visitado a Sergio Berti en La Spezia, Italia, donde se han encontrado para conversar
sobre las experiencias de Sergio en el empleo del HRV y su aplicación al conocimiento de la geobiología.

Sergio Berti es Ingeniero electrónico, geobiólogo experto en análisis geobiofísico, docente de geobiología y domoterapia en la academia de naturopatía ANEA, y presidente de la asociación Architettura&Geobiologia - Studi Integrati.

Más información en Geobiología la Tierra Viva